Al configurar agentes para supervisar los dispositivos desde diferentes ubicaciones, desea tener en cuenta las direcciones IP de las ubicaciones desde las que ha elegido supervisar. Utilice estas direcciones IP para permitir el tráfico de los agentes de supervisión a través de los firewalls y para filtrar los agentes de supervisión de cualquier informe de tráfico u otros análisis que utilice. La mayoría de los servicios de análisis deben permitirle especificar direcciones IP distintas para ignorarlas con fines de generación de informes.

De esta manera, si utiliza servicios como Google Analytics para realizar un seguimiento del tráfico en sus sitios web, puede estar seguro de que no está creando tráfico falso desde las diferentes ubicaciones de supervisión.

Dependiendo de su entorno y dispositivos que desee dirigirse, es posible que también necesite conocer las direcciones IP para agregarlas a una lista blanca en un firewall para asegurarse de que los agentes pueden llegar a sus servidores.

Aquí está un link a las direcciones IP actualesdel agente de monitoreo.